Pau Riba

Entrevista realizada por JIM, Joan Illa Morell. Febrero 1970

Agradecimientos y unas notas

Equipo Ulises

Desde Ulises agradecemos la colaboración para recuperar esta entrevista de 1970 a Joan Besson y Paco Monja (periodistas de Granollers) por haber facilitado la fecha de publicación y el acceso a la publicación original. A Donat Putx (periodista musical) por el texto introductorio desde una perspectiva actual. Una poética presentación del entrevistado y entrevistador, a Dolors Illa por ceder las fotografías que acompañan la entrevista y al colectivo “Amigos de JIM” por su animoso apoyo.

También queremos destacar, para los lectores latinoamericanos, un par de lugares significativos del imaginario entorno a Joan Illa Morell, JIM (1946-2021), el Quijote del Happening, que desarrolló sus actividades culturales internacionales desde su pequeña ciudad natal, Granollers (Barcelona, España). La Plaza “La Porxada”, que como tantas otras plazas de ciudades y pueblos de España, fue en aquellos años punto de encuentro de la juventud más inquieta y el “elefante de piedra”, una curiosa escultura de piedra de un elefante de tamaño natural, ubicado en medio de un bosque en el municipio de Orrius (Barcelona).

Sobre Pau Riba (1948-2022), que encarnó al artista hippie y que desarrolló su carrera musical y poético literaria pasando por diversas épocas y estilos hasta su fallecimiento, como dice Donat Putx, basta buscar en Google o Youtube.

Dicho esto, la palabra la tiene Donat Putx.

In memoriam

Donat Putx, noviembre 2023

El agitador cultural Joan Illa Morell (JIM) y el cantautor Pau Riba, abandonaron este planeta con menos de tres meses de diferencia (21 de diciembre de 2021 y 6 de marzo de 2022, respectivamente). Puede que, a estas horas, ambos estén conversando y riéndose en el más allá o en el más acá. O no, pero da igual. Simbólicamente al menos, están juntos en un sitio que no te diré, pero que tiene que ver con un elefante de piedra, donde dos psiconautas cuyo nombre debe permanecer en el anonimato enterraron en su día una nuez que contenía parte de las cenizas de Pau i una fotografía triplicada de JIM. Acto sentimental, sin duda, pero también poético, como poéticas fueron las vidas de nuestros dos protagonistas.

A Pau Riba ya debes conocerlo, y si no, pásate por Google y YouTube. JIM era de Granollers, una ciudad pequeña con espíritu de pueblo grande sin mucha sustancia, la verdad, pero que él supo colorear con maravillosas majaradas: la Muestra Internacional de Arte Homenaje a Joan Miró y el Festival Internacional de Música Progresiva el 1971, el Happening de su amigo Salvador Dalí Viaje a la Alta Mongolia en 1974… posibilitando, además, que el grupo King Crimson debutara en el Estado en 1973 con dos conciertos en el pabellón de deportes local.

Visto desde lejos, JIM y Pau no tenían mucho que ver. Ni por orígenes, ni por oficio, ni por modo de vida, ni en cuanto al uso de esas sustancias recreativas que tu ya sabes, y que nunca interesaron lo más mínimo al primero de ellos. Visto desde cerca, eran como dos gotas de agua. Así lo demuestra la sintonía entre JIM, Pau i Mercè Pastor (la primera esposa de Pau) que destila la entrevista que se reproduce a continuación. Documento de un tiempo pasado que, sobre todo, enamora por un espíritu sideralmente alejado de la mezcla de cinismo y resignación que, joder, marca nuestra época. Un artículo, por cierto, aparecido pocos días antes de la primera presentación en vivo del documento fundacional del rock catalán, el álbum de Pau Riba Dioptria, antes de desembarcar en Barcelona.

Qué cosas. Benditos sean.

Entrevista con Pau Riba

JIM, Joan Illa Morell

Publicada en la revista comarcal Vallés.

(Granollers, BCN)

14 de febrero de 1970

La honrosa excepción

¿Procrear?

No, procrear, no. CREAR, escribir, pintar…

¿Tu ideal social?

Pequeñas comunidades donde todos sus miembros participasen de los mismos “ideales” y estilo de vida. Y con libertad para entrar y salir.

¿Te opones al progreso?

No. A mi me parecería muy bien un avance honesto y ordenado de la técnica y el progreso. Lo que no me gusta es este desbarajuste materialista. Actualmente se producen y fabrican una gran cantidad de cosas superfluas con el único afán de vender y “hacer negocio”. La gente corre y se fatiga, total para nada, con una prisa angustiada e irracional. Estamos levantando otra Torre de Babel “vacía” por dentro y que sería necesario “rellenar”. Tal vez fuera conveniente hacer una pausa, todas las máquinas paradas, la “tele” también., por supuesto, para dar tiempo a la gente a que meditase, durante una temporada, qué sentido tiene toda esta locura colectiva.

¿Religión?

La religión es uno de los derechos del hombre. Lo malo es que la Iglesia quería forzarla e imponerla como un deber, que ya no es lo mismo. Yo tengo mi religión particular y mi propia filosofía. Los pastores y hombres del campo al estar más en contacto directo con la Naturaleza tienen una filosofía “espontánea”, profunda y humana de la vida. En la ciudad, en cambio, se vive muy embrutecido y alienado.

¿Te asusta la muerte?

No, ¿por qué? Vida y muerte es lo mismo. Como todo y nada. Yo a ratos me muero y después resucito y vivo durante un tiempo y vuelvo a morirme para resucitar otra vez y así sucesivamente. Somos una idea. Estamos rodeados, envueltos, de ideas flotantes al alcance de cualquiera que, puro y libre, quiera “captarlas” y “vivirlas”.

¿Qué entiendes tú por visión cósmica?

Por ejemplo tú ves este sombrero (se refiere a su propio sombrero, negro y agujereado, que tiene encima de una mesita) y piensas “es negro” o “está agujereado”. Pues yo no. Yo me “apropio” de él mentalmente, me “convierto” en él, y lo veo “interiormente”, es decir, desde el otro lado de la materia. ¿Comprendes?

A medias.

Yo creo en el poder de la magia y en las fuerzas ocultas.

Y te identificas mucho con el budismo zen.

Si. Aquellos “tíos” eran muy sabios. Es cierto que con la meditación se puede “adivinar” la verdad y que las palabras son impotentes para manifestarla y no se puede transmitir, como no sea de pensamiento a pensamiento, mediante un “contacto psíquico”. Una vez un maestro “zen”, mostrando una caja de cerillas, preguntó a sus discípulos “¿Qué es esto?” Y uno de ellos respondió enseguida “¡una caja de cerillas!”, y el maestro dándole con ella en la cabeza le dijo “¡Imbécil!” ¿Es esto un ruido?”

Graciosa anécdota. ¿Y que opinas de las drogas?

Que hay drogas perjudiciales como el opio, cocaína, morfina que se consumen para evadirse hacia paraísos artificiales, y otras que no afectan a la salud que son los alucinógenos, LSD, mescalina, marihuana y hachis, que facultan al hombre para profundizar en la realidad, pues si sus sentidos rinden normalmente al 5 por ciento, los alucinógenos aumentan su sensibilidad al 20, 30 y hasta el cien por cien. Bajo sus efectos puedes comunicarte con gente de otros idiomas sin necesidad de palabras.

———————-

Mercé, la esposa de Pau Riba está presente en la conversación y toma parte a menudo con sus opiniones corroborando lo que dice su marido. Ella es hija de una familia de alta sociedad barcelonesa. Pertenecía al Club Barcino, Club Náutico, estrenaba un vestido cada semana. Tenis, esquí, navegación, equitación… y prefirió sacrificar toda esa “felicidad standard para uso de adinerados” por una vida más sencilla y verdadera. “Emanciparse” cuando una ya ha podido “saborear” el estúpido vacío del “super lujo” y el “todo confort” es mucho más fácil que los que viven con la neurosis de acumular una “fortuna” para “tirarse” lo que ellos creen la “gran vida”. Recuerda que a los 18 años su padre todavía le decía: “Corre, Merceditas, dale un besito a tu papá o vas a quedarte sin postres…”. Después sus padres la amenazaron con llevarla a un “reformatorio”, y según la ley, por ser menor de edad, solo podía evitarlo casándose por la Iglesia. Y así fue como Pau Riba y ella se vieron obligados a “legalizar” su matrimonio casándose por la Iglesia. De la familia de ella no asistió nadie. De la familia de Pau sí asistieron bastantes. “Es que en mi familia son más (no se entiende la palabra)”, nos dice Pau Riba.

———————-

¿Qué opinas de la familia?

Aquí reside el foco principal del “virus maligno”. De pequeño ya te moldean con todos sus “tics” y convencionalismos y se “encargan” de convertirte al igual que ellos, en un muñeco artificial. La destrucción de la familia es primordial si queremos salvar al hombre.

¿Y la sociedad?

Afán de lucro y hombres teledirigidos y deshumanizados. La mayoría ya no saben lo que dicen ni lo que hacen pero, sin saber porqué, te critican si no eres como ellos, sobre todo la gente mayor no tiene sentido del ridículo y deberían tenerlo pues son francamente ridículos. Yo, por ejemplo, voy vestido como a mi me gusta, y hago lo que me da la real gana, pero ellos no, ellos hacen “lo que se ha de hacer” y van “como se debe ir” y siempre “como Dios manda”. Y no se dan cuenta que son “uns autentics ninots”, pero no se dan cuenta. “Pobrets!” ¿No crees tu que se les tiene que decir e intentar que se den cuenta?

¿Tú se lo dices?

Yo sí, “porque me dan lástima”. La gente mayor sobre todo, “es que dan pena”. En mi último disco DIOPTRÍA se lo digo bien claro. Pero ahora que se espabilen. Allá ellos. Con este disco L.P. culmina mi etapa digamos familiar, que ya he superado totalmente. A partir de aquí pienso prescindir por completo de todo ese absurdo tinglado, en el que no se me ha perdido nada, para lanzarme de lleno por los caminos nuevos de una nueva dimensión.

Feliz “viaje” ¡Voluntad y suerte!

———————-

Aquí termina la entrevista. No hay que alarmarse. Las declaraciones de Pau Riba “irónicas y tajantes”, no pretenden ser más que “una protesta contra la mediocridad”, contra los que “venden su honor por un plato de lentejas” y “los que se resignan fácilmente a un falso y burdo concepto de felicidad”. Y por el hecho de que nos haya otorgado la confianza de hacernos partícipes de su lucha y su esperanza aun debemos estarle agradecidos. Cada cual es libre de elegir el camino que crea más adecuado para conseguir la paz, el amor y la alegría a que todo ser humano aspira y tiene derecho. Pau Riba ha elegido el difícil camino de los héroes, sin otra arma que las cuatro virtudes de “los pocos ximplets que en el mundo han sido”: Inteligencia, corazón, humor y valor. Gracias a los héroes de noche brillan las estrellas y cuando a la vista de tanta falsedad, orgullo, maldad y cobardía un hombre se dispone a renegar de la humanidad todavía se ve precisado a añadir “salvo honrosas excepciones”. Pau Riba es una de ellas. Por muchos años. El mundo necesita de honrosas excepciones y las necesitará mientras “estar loco” siga significando luchar a favor de la libertad, la verdad y la justicia.

Y ya sólo me resta desear que el próximo domingo cuando Pau Riba venga a nuestra ciudad, toda la juventud de Granollers y comarca acudan en tromba al Salón The Dingo, a darle su merecido: La comprensión y el aplauso.