2 de febrero de 2024, que ha pasado al 3.

Volvemos de unas cortísimas vacaciones de 2 meses y además con un día de retraso sobre la publicación habitual de esta bitácora (que l@s lector@s atent@s saben que es los viernes) y, para más inri, con un punto de prisa porque hace un día estupendo ahí afuera que no quiero desaprovechar. Pero como lo prometido (volver en febrero) es deuda, que dice el refrán, y yo soy muy cumplidor, dedicaré un rato de este maravilloso día a comentarles las noticias científicas de la semana más alguna atrasada de interés.

Tan lejos tan cerca

Como siempre, empezamos adentrándonos en lo más lejano de nuestro sistema solar, galaxia y universo para tratar de conocer qué se trama ahí fuera. Y nos llena de alegría, satisfacción, regocijo y euforia empezar observando lo que más nos gusta porque más nos atrae por ser lo más oscuro de lo oscuro que emite lo más luminoso de la luminosidad. Como es el caso de las imágenes de este agujero negro en la Nebulosa Manatí, realizadas por un observatorio en Namibia, las cuales han ayudado a resolver el misterio del origen de algunos de los rayos cósmicos más energéticos de la galaxia. Una vez escudriñado el espacio exterior, ya saben que luego nos gusta alejarnos hacia nuestro pasado, cuanto más lejano además, mejor. Pero hoy no nos hemos querido ir muy lejos. A veces tambien mola quedarse por los alrededores. La revista National Geographic ha puesto en abierto algunos de sus artículos más que interesantes sobre nuestros primos los Neandertales. Para que vean que no estoy indolente ni escatimo en explicaciones, les voy a contar la anécdota que leí en el libro El gran mar, del historiador David Abulafia, dedicado a la historia de las culturas del Mar Mediterráneo, contada desde la perspectiva desde la que Abulafia cuenta la historia, desde lo que ocurre en el mar, no desde lo que ocurre en la tierra, aunque las cosas ocurran principalmente allí. Líos dialécticos aparte, Abulafia abre el libro explicando que los primeros pobladores mediterráneos fueron precisamente los Neandertales y que los primeros restos que se encontraron de aquellos fueron en Gibraltar, en 1948, pertenecientes a una hembra. Los paleontólogos de entonces pensaron que eran huesos de Cromañones (o sea, nuestros, llamados así porque como ya saben fueron descubiertos en Cromañón, bonita ciudad del sur de Francia, por cierto, donde no te puedes perder el museo de la prehistoria si pasas cerca, más las decenas de yacimientos con pinturas rupestres repartidas por la zona). Ocho años después se encontraron unos huesos similares en Neander, Alemania, y ya se salió de dudas y tanto unos como otros se atribuyeron a otra especie que se llamó Neandertal. Como saben, esos huesos bautizaron una nueva especie de homínidos a los que se llamó con el nombre genérico de hombre de Neandertal. Abulafia: “el hombre de Neandertal debería llevar el nombre de la mujer de Gibraltar” (p. 29). Ya que hemos pasado a Abulafia, por si a alguien se le hacen cortas las 794 páginas de El gran mar, puede seguir con las 1391 de Un mar sin límites, que va de lo mismo, pero ya en los océanos. Y, venga, que no se diga, para rematar, El descubrimiento de la humanidad, donde se narra la historia de las disquisiciones de la época colombina acerca de si los indios recién invadidos en las Américas eran o no humanos. Siguiendo con el temita Neandertal, esta semana se ha publicado un artículo científico en el que se arrojan pruebas acerca de la convivencia de Neandertales (Homo neandertalensis) y Cromañones (Homo sapiens) por unos 45.000 años. Unos 10.000 años más cerca, la joyería prehistórica ha revelado la existencia de nueve sociedades desconocidas en la Europa de la Edad de Hielo. Este hallazgo sugiere que había más complejidad y variación en las culturas humanas de lo que se conocía anteriormente, ofreciendo nuevas perspectivas sobre las formas de vida, las interacciones sociales y las tradiciones artísticas de nuestros ancestros prehistóricos. Estos descubrimientos pueden proporcionar información valiosa sobre la evolución de las sociedades humanas y sus prácticas culturales durante la Edad de Hielo. ¿Cómo se te queda el cuerpo? Pasemos al tema.

Psiquedelia

No podemos pasar por aquí sin mencionar lo que para mí fue la noticia del año (pasado), sino de la década. En diciembre MAPS envió a la FDA toda la documentación sobre los ensayos clínicos realizados con MDMA para tratar el PTSD. La FDA tiene ahora unos meses para revisar la documentación y si da el OK, que lo dará, la MDMA estará disponible para uso psiquiátrico primero en los Estados Unidos y luego a nivel global a medida que las diferentes agencias reguladoras de medicamentos vayan incorporándolo a su farmacopea. Lo cual será, en mi opinión, la noticia del siglo en lo que a psiquedelia se refiere (repito, en mi opinión). ¿Se imaginaba alguien que la MDMA fuese a estar algún día disponible para uso médico? ¿Alguien en España? Sí, ese país donde esta aventura se inició en 1999 y que se truncó por la mojigatería de nuestros políticos (perdón por el egotismo). Como saben nuestr@s lector@s (e incluso otr@s lector@s seguro que también), la MDMA ya ha sido autorizada en Australia para uso médico sin haber esperado a la decisión de ninguna agencia reguladora extranjera. Olé sus arrestos. Veremos cuánto tarda nuestra agencia reguladora (la AEMPS) en autorizarlo en España una vez lo haya autorizado la FDA. ¿Abrimos porra? Una de las noticias de la semana ha sido el hallazgo de la antigüedad de los honguitos, hasta 67 millones de años, pero, ¿por qué? Como era de esperar, ya ha habido quien se ha aventurado a especular que debieron venir en el meteorito que acabó con los dinosaurios y así de paso hacerle un guiño a Terence McKenna. Dejo el paper original por si algún@ curios@ quiere acudir a la fuente primaria y comprobar qué narices dice. Mientras, los grandes medios norteamericanos siguen publicando artículos sobre la nueva moda psiquedélica, esta vez el New Yorker aborda la historia temprana de la LSD en los Estados Unidos. Y no podía no llegar la IA al mundo de los psiquedélicos, esta vez para buscar incansablemente (la IA es incansable como saben) miles, o los que sea, de compuestos psiquedélicos que puedan transformarse en nuevos medicamentos (o lo que sean) (si alguna página de las que linkeo aquí no te abre prueba a poner la URL aquí y, ¡tachán!). Uno de los dilemas de la psiquedelia psiquiátrica es si las personas en tratamientos con antidepresivos les funcionan o no los psiquedélicos por una cuestión de mecanismos de acción neurobiológicos que pueden interferir entre ellos. Estudios previos concluían que sí interfería. Pero un reciente estudio observacional concluye lo contrario. Como se suele decir, necesitamos más investigación. Y cerramos sección con un Editorial en una de las revistas de The Lancet sobre las esperanzas y los dilemas de la psicoterapia asistida con psiquedélicos. Dejaré para la semana que viene la actualidad de la literatura científica publicada durante la semana, que se me va la mañana a este paso.

Cannabis

¡Ay, el cannabis, ese gran rechazado por tant@s psiquiatras y políticos spanishtañol@s! Mientras, en Malta, ya han abierto los primeros clubes cannábicos. Esos mismos que se van cerrando en Barcelona, la ciudad de los prodigios gentrificadores pionera en expulsar a sus vecinos de sus barrios. Pero no se lo pierdan, a la vez Spanishtán es la séptima potencia mundial en producción de cannabis medicinal. Un cannabis que se exporta y que no puede beneficiar por tanto a nuestr@s enferm@s pues la normativa de cannabis medicinal resuelta en el Congreso de los Disputados en marzo de 2022 lleva desde entonces en nuestra anhelante Agencia (AEMPS) esperando a la publicación de su texto definitivo que estaba obligado a emitirse en noviembre de ese mismo año. Como saben, si un@ ciudadan@ se salta los plazos la implacabilidad de la normativa regulatoria le caerá con todo su peso. Si es la administración quien los vulnera, simplemente no pasa nada ni a dicha administración, ni a l@s funcionari@s que se escudan en ella. Por su parte, la nueva Ministra de Sanidad ha estimado un preciso “en meses” la aprobación de esa eventual ley. Acabo de terminar la última novela de Eduardo Mendoza, Los tres enigmas para la organización, y ahora entiendo que Mendoza no haya dejado de escribir a pesar de haberlo declarado hace un tiempo. La realidad político-administrativa española es una constante fuente de inspiración para el disparate. Solo novelas como esa pueden escribirse aquí. This is Spain.

Miscelánea

Como siempre, rapidito con la ensalada de noticias varias: los principales avances médicos de 2023, ¿es posible envejecer sin enfermar?, hablando de envejecer, si lo haces aprendiendo a tocar un instrumento musical la salud de tu cerebro lo agradecerá. Para l@s matemátic@s, si es que hay algun@ que lee esto, los misterios trascendentales del número π (pi). Y, para terminar sección, las guerras de la conciencia (no es lo que parece).

Vida animal

Los sapos, como los humanos, si no pueden croar para encontrar pareja, bailan. Y si te interesa saber por qué los insectos van a la luz este es tu artículo de hoy. En serio, no te pierdas este vídeo. Es una de las actuaciones en la clausura de la conferencia de MAPS de Denver del pasado junio. La artista se llama Snow Raven. Comprenderán por qué este vídeo aparece en esta sección.

Futuro cercano

Un estudio de la Universidad de Bonn y el Instituto de Investigaciones Laborales (IZA) revela que la negación del cambio climático está más vinculada a la identidad política que con un razonamiento motivado o una distorsión de la información. Los autores concluyen que como no hay malintención en este tipo de negacionismo, estas posturas podrían modificarse con información. Como si la ideología fuera sensible a la información. Que no, que no hay nada que hacer. El revertimiento del cambio climático está perdido de partida. Así que disfruta del verano de febrero mientras puedas. Y que no te pille lo que se avecina, vecina.

Venga, buen finde y un abrazo,

Ya sabes, si quieres compartirnos noticias: ciencia@ulises.online

¡Y suscríbete a nuestro canal de Telegram!: https://t.me/revistaulises